martes, 23 de septiembre de 2008

Presupuestos bonitos, para burocracias bonitas

A pocos meses de ser definitivos tanto el presupuesto federal, como los Estatales, el tema se torna difícil. El rezago en materia social sigue siendo evidente y las ganas de resolverlo hoy están puestas en la cruzada por la seguridad nacional, la actual redentora de la justicia social.

El presupuesto es el insumo sobre el cuál se basan los mejores deseos de un Estado. Es a través del ejercicio del presupuesto precedido a una planeación -en base a las demandas y necesidades de la ciudadanía, que una nación, una entidad o un municipio llegan a cabal cumplimiento de sus metas. El presupuesto de una nación no es infinito, al contrario, es limitado, único y escaso. Es a través de la recaudación, nuestras remesas y las “ganancias” del petróleo que se puede determinar dichoso monto; de allí que nos vemos seriamente perjudicados. -50 por ciento de la recaudación de México tiene como origen el impuesto sobre el consumo, y sólo el 28 por ciento proviene del Impuesto Sobre la Renta; bajo en comparación con otros países de la OCCDE.

Hace algunos días el secretario de Hacienda Agustín Carstens asintió a un aumento del 40 por ciento a la seguridad nacional sugerido por el jefe máximo de las Fuerzas armadas: el Presidente Calderón y presentó dicha modificación al Congreso de la unión.

Los incrementos van de esta forma: 50 por ciento en el presupuesto de la Secretaria de Seguridad Pública federal, para la PGR se ha sugerido un incremento de 25 por ciento, un 20 por ciento para la Secretaría de Defensa Nacional y de 13 por ciento para la Secretaría de Marina.

Lo cierto es que nuestro presupuesto escueto, generado por nuestra insuficiente recaudación es hoy (y como cada año) motivo de controversia. Los números hablan por sí solos, ¿si habrá más dinero a seguridad, a qué se le está quitando?

La Sagarpa recibirá 3 mil 233 millones menos de los casi sesenta cinco mil millones que solía recibir (lo que resultara en menos apoyo al campo y productores ganaderos como los que ayer hicieron su derrochante aparición en la ciudad).

Educación sólo recibe once mil millones de más colocándolo en un 6.9 de representación del PIB cuando seguridad representaría casi el 15.

Finalmente la Secretaría de desarrollo social asciende a 2.3% del PIB y recibe un ligero aumento de 16 mil millones de pesos.

El tema se repite en escalas estatales, y será el 30 de septiembre cuando sea presentado el proyecto de seguridad de nuestro Estado. Ayer por lo pronto tuve oportunidad de asistir a la Segunda Semana de las Ciencias Políticas y la Gestión Pública Organizada por alumnos del ITESO cuya primera mesa de discusión se basó en la planeación y el presupuesto. Asistieron dos personajes clave en este tema, el Secretario de planeación, Víctor Manuel González Romero y el diputado Jorge Salinas Osorio, Presidente de la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Congreso del Estado. La mesa también estaba conformada por académicos tanto del ITESO como de la UNAM y un representante de un organismo de la sociedad civil, que abundaron sobre el tema del presupuesto participativo.

Los funcionarios se limitaron a dar una descripción de sus actividades. El diputado refirió como todo político a sus avances en materia de reforma a las leyes presupuestarias.

El detalle de la reunión que a mi me causó ruido, fue que los discursos de la academia iban muy apartados a los de los funcionarios. Si la ponencia se llamaba Democracia, planeación y presupuesto, por que unos sólo hablaron de democracia y presupuesto, otros democracia y planeación y otro –los funcionarios- sólo planeación y presupuesto, presuponiendo que la democracia se da de hecho, sin necesidad de construirla.

La discusión se tradujo en una concepción distinta de la democracia. Mientras los catedráticos expresaron la necesidad de una democracia participativa en la que resalto la exposición de la investigadora de la UNAM Alicia Ziccardi. Los funcionarios solo veían a la democracia como la simple representación de la que son etiquetados como los únicos tomadores de decisiones.

Por un lado, se explicó que abiertamente no había algún proyecto a seguir para volver el presupuesto del Estado Jalisco una ventana a la participación. Salvo casos como el de movilidad promovida por ciudadanos que alcanzó a colarse en las listas de quehaceres políticos como explicó Jorge Salinas

Los presupuestos participativos según se comentó en la reunión, habrán de resolverse sólo en las arcas municipales, y de municipios pequeños como el caso de Cuquió, que fue presentado en esa misma mesa y puesto en contraste con el caso de Porto Alegre en Brasil -de donde surge dicha idea participativa.

Pero a mí me quedó la duda (que finalmente externé). Si son escasos los proyectos en los que la ciudadanía puede participar a nivel estatal –nuestra incidencia política como ciudadanos también es nula. ¿Cómo -pregunté- ustedes como funcionarios, nos harán participes al menos en el blindaje del presupuesto estatal para evitar la discresionalidad de la que tanto hablan? ¿Qué tanto seremos tomados en cuenta, no sólo como opinión pública sino como simples ciudadanos en los próximos eventos por ver? ¿Qué decir de los dineros “regalados” a empresas, a la Iglesia, eso estaba presupuestado? ¿Qué decir del exacerbado presupuesto a partidos para 2009?

Su respuesta: -no sé si para mi sorpresa o mi regocijo, la única que un diputado puede decir: _¡qué buena pregunta! Agregó una explicación revuelta donde hizo alusión al famoso tema de movilidad y donde recordó la obligatoriedad de hacer saber “la justificación de cualquier peso” por gastar, cosa que a palabras de Salinas: “los partidos no han sabido hacer”.

Ya no pregunté una última duda que me quedó. Dado que este fin de semana se realizó el evento Miss burócrata (suceso que supongo estuvo presupuestado para este 2008) dando el triunfo a Nayeli Maciel Mendoza, de la Secretaria de Finanzas, cuándo veríamos al edición de caballeros: “Mister burocracy”. ¡Hagan sus apuestas, que yo hago las quinielas!


1 comentario:

Abigail dijo...

sobre..."En México no tenemos un capo tan identificado como lo fue acá escobar"...lee algo sobre Rafael Cro Quintero, hay que leer!! hay que leer..querida!