lunes, 24 de marzo de 2008

Viacrucis costeño...reseña de viaje

TagangaPlaya RodaderoParque Tayrona Playa Arrecife
Cabo San Juan en el TayronaDesierto la UyamaCabo de la VelaMi hamacaEn el pilón de azúcar

En el Faro
Manaure, desierto de sal

De regreso a Bogotá, con ánimos renovados de seguir adelante en este tranvía del deseo por tierras colombinas. Esta semana santa decidí hacer mi primer gran viaje! Fui con mi amiga Valeria (una paraguaya lindísima!) a las playa del Caribe. Valerosamente tomamos un camión que hizo alrededor de 18 Horas de viaje!! desde Bogotá hasta Santa Marta, la playa predilecta por los vacacionistas locales… Una playa que no se asemeja ni a Vallarta, ni Cancún, ni Punta de Este (no se por extraña razón creí que algo así sería… evidentemente me ganó la ignorancia y reinó la sorpresa!) Santa Marta es una pequeña ciudad del tipo de Veracruz en sus avenidas principales pero un complejo extremadamente dejado de la mano de Dios! Edificios unos coloniales otros sesenteros y casitas muy humildes que me recodaron por momentos mi infancia en Melaque.

....Un videito de malecón de Santa Marta

video

Nosotras nos quedamos en un poblado a 5 kilómetros un poco más auténtico llamado Taganga, una playita de pescadores extrañamente visitada por decenas de isrelitas!! (es tan curioso ese fenómeno turístico que hasta hay letreros en hebreo por la calles y Jenny la de los jugos habla la lengua santa! Increíble! Estuvimos dos día allí visitamos la playa de Rodadero que es el acapulquito colombiano, disfrutamos de la versión sudamericana del ceviche (con mayonesa y mucha cátsup). Finalmnete la tercer día fuimos al parque Tayrona, un sitio verdaderamente increíble, es una espacio de 15 hectareas con tres tipos de selva una más seca que otra. Se camina casi 2 horas en plena selva tropical, para llegar a las playas. Una paisajes poca madres! Valió la pena mis piquetes de mosquitos y mis pies hinchados. Al día siguiente un turcillo pasó por nosotras y nos llevo a Cabo de la Vela. El camino fue largo… 5 horas! Pasamos por Riohacha, Uribia (capital indígena Wayuu… más abandonado ..) en fin luego nos adentramos en pleno desierto, en la península más arriba de colombia, en el camino muchísimos niños corrían de sus casitas para recibir galleta y dulces que se acostubra darles (una actividad que me asombró por que el carro ni siquiera para y solo avienta comida asi como si fueran pollitos!) . Finalmente nos establecimos en una ranchería!La cultura de los Wayuus está caraterizada por el matriarcado. Las mujeres son verdaderas matronas, conmadan, dirigen y trabajan muchísimo. Se visten con largos vestidos de tela delgada, por eso del calor. Estuvimos allí una rato caminando y comprando morralitos típicos de allá. Después fuimos al pilón de azúcar y al faro a ver el atrdecer mas hermoso que haya visto!Pasamos la noche en hamacas... hermosas!! Entre viento, arena, arboles casi secos un sol incansable nos despedimos de la zona. De paso fuimos a otro sitio llamado Manaure que es otrao lugar de completo abandono pero aún asñi fabrica el 80% de la Sal que se consume en el país. Unas playas por demás saladas atscadas de más de tres mil personas de color enicimadas uns de otras que disfrutaban de su sábado de Gloria en ropas mojadas y flotadores multicolor, una imagen que me hizo imaginar África. De regreso pasamos de nuevo por Riohacha,y de allí un suceso muy cagado se presentó: No había camiones que salieran en la estación y pues un taxista nos llevo a un sitio donde se usa pagar peaje para viajar a Valledupar (ciudad conocida por el maldito vallenato, que hasta hoy no hemos congeniado muy bien). EN fin tomamos ese carrito destartalado que círculos como hora y media a mas de 120 km por hora venciendo los mñas de 100 bche enorme que había en la carretera (y que le chofer dominaba ala perfección) hasta que no pudo más y feneció en un poblado terrible, donde venden gasolina a granel. Una mulata de grandes proporciones y de ojso casi blancos nos atendió, chupaba la manguera de la gasolina con una destreza asquerosa! Mientras daba indicaciones de mecánica jajaja algo muy cagado bueno luego de atravesar el valle del que tanto habla García Márquez en su libro el Amor en los tiempos del Cólera arribamos a Valledupar y cogimos un camión rumbo a Bucaramanaga ya en el Departamento de Santander. Es un ciudad mediana, no muy atractiva turísticamente pero la pasamos bien, visitamos una ciudad tipo Tapalpa llamada Giron de noche salimos con unos amigos de Valeria y terminamos la peda en Tony’s un desayunadero típico de la ciudad, que sirven recalentado de arroz y caldo (una cosa deliciosa de leche con papa y huevo!!) en fin al día siguiente hicimos lo imposible por conseguir regresar a Bogotá! Todo estaba agotado! Terminamos en nuestra desesperación por tomar una camionetita para 17 personas… pero aperrada! Jajaja donde convivimos más de ocho horas un perro, un bebe, dos niños sin asiento y pasajeros que descendían donde se les hinchaba! Todo esto bajo el son del pinche vallenato de moda (cinco canciones culeras, que repiten y repinten en cada esquina ) así como merengue y una rolitas que jamás había escuchado de rancheras tan más nacas! En fin fue muuuuuuy largo el camino pero por fin llegamos.

El saldo del viaje: cartera más que sangrada! 2 kilos de más!... no sé por qué!! mi jugo favorito: el de maracuyá...en exceso!!! jaja un bronceado lanchero, mas prieto que dorado y el orgullo de ser Mexicana. YO sé que las comparaciones nunca son buenas pero hay cosas que resaltan a mis ojos; debo ser sincera, Colombia tiene lugares, climas, flora, fauna y gente que hacen lo único pero definitivamente creo que nuestro país no sé si para bien o para mal lleva unas décadas de ventaja, nuestro medios de comunicación y transporte, las playas en tipos de turismo, las exigencias de semana santas lo dicen todo!

Las esperanzas de "desarrollo" en Colombia hoy están puesta en la firma y aceptación por parte de de Estados unidos del TLC pero creo que esa receta no es mágica y el entramado de conflicto en Colombia deja en la duda muchas repuestas, y aunque no hubiera conflicto, nuestro ejemplo mexicano no es totalmente favorecedor.

Dejando de lado el tema me despido… espero que hayan pasado unas grandiosas vacaciones saludos

2 comentarios:

Valeria "Maza" María Cristina Benítez Gracia dijo...

Palo muy bueno el relato del viaje. El tuyo captó algunas cosas que a mi se me pasaron, impresiones personales supongo. En fin,la pasé muy bien en esta semanita santa y en gran parte gracias a tu compañía!! Hacemos una buena dupla viajera ehh, cuando quieras armamos otra escapadita de la "nevera" bogotana. Gracias por lo de "lindísima" jajaja.Besitos

Philipp dijo...

No mames Palito que chingón todo! me encantaron las fotos y la idea de tu diario virtual de viaje y bueno tus relatos siempre fascinan, los checaré con frecuencia. Que bueno que respondiste a mi mail! te mando un beso enorme y sigue disfrutando de tus aventuras colombianas, ya sabes que aquí estamos más al sur de este hermoso continente por si te apetece una visita. La cuñadita muy bien! ya cuataza jaja. beso! soy sofi