domingo, 30 de marzo de 2008

Don Jaime


Hace unas semanas sugió la posibilidad de escribir un reportaje sobre la mexicanización de la cultura colombina.jiji Un tema que advierte un sesgo en la temática. Pero como siempre, los temas de investigación dan sorpresas; pues bien incio la investigación con el admiración más grata del mundo! Mi amigo Joshua accedió a invitarme a su casa para poder hacerle una entrevista a su familia sobre su relación con la cultura mexicana!
Resulta que el colombiano comparte mucha de la cultura mexicana en cuestion de entretenimiento, y manifestaciones culturales; fue una experiencia padrisima! Mi amiga Sara me acompañó hasta Ciudad Bolivar, una zona característiacamnete deprimida, esa es la definición oficial de un sitio donde convergen sentimientos de gente desplazada, pobreza violencia extrema!! y muchas cosas! Pero en casa de Joshua la vida es distinta, en esta casa hay gente preparada, capaz, comprometida con su país y por demás amorosos. Una familia bonita, donde conviven papá, mamá, 4 hijos y abuelos maternos.
Conocer gente nueva, que desde su humildad motivan una mejor vida para su familia y para su país es la cosa más satisfactoria del mundo. La entrevista como dije iba dirigida a encontrar indicios de la cultura nuestra en la vida de varias generaciones colombianas, y se hizo, pero me encontré con este personaje digno de ser conocido por muchos, su nombre es Don Jaime mejor conocido como "Rojitas" por su apellido, les pues asegurar que es una leyenda viva. Él es el abuelo de mi amigo.
A sus 78 años todavía se mantiene activo, funge como presidente de la sociedad de pensionados de Bogotá (de los trabjadores del municipio en los años cuarenta y cincuenta). Recuerda con gusto sus días de activismo, platíca de la pobreza y la desigualdad que desde muy chico le tocó ver y que hoy aún defiende con entereza, a pesar de la edad. Habla de su país con orgullo pero reconoce la incompetencia del Estado en muchas cosas "ha sido indolente ante tanta miseria" agrega.
No estudió carrera alguna después del bachillerato, pero nada impidio que su vida política quedara de lado, aún la polio que padece en su pierna derecha -que hace que camine a pasos lentos pero firmes. Desde siempre perteneció a muchos grupos muy lígados al sindicalismo, y la pedagogia del mismo. Creo que este hombre tiene más claro que es acción social, redes sociales, ong´s, asociacionismo, que muchos ilustrados de la literatura del gremio. Don Rojas es testigo de las multivariadas versiones de la violencia y el conflicto en Colombia, desde la confronta histórica de los partidos de los años cincuenta, la persecusión de sindicalistas, la luchas de guerrillas, hasta la guerra contra el narcotráfico y últimamente la guerra contra el "terrorismo".
Don Jaime vive con una história maravillosa llena de anécdotas que lo emocionan al relatarlas, sus encuentros con líderes populares, camaradas de grupo, su permanencia en la cárcel, su consolidación como líder comunitario (sobrevivir a los más 60 años de violencia que tiene éste pais, es de reconocer) es un viejito feliz, y quién no lo estaría con una familia tan ejemplar como la suya, entre risas acepta que que se casó ya grande, a los 32, pero su mujer lo ha apoyado mucho y eso lo hace sentir bien.
Por primera vez en meses no tenía la sensación de un verdadero domingo familiar; se me hizo por instantes estar allí y compartir el almuerzo delicioso con gente muy querida!


...Como ven, no olvido mi interés por el periodismo, si bien estos primeros meses me he visto envuelta en la consolidación mi mis sentimientos entorno a mis objetivos en este país, creo que el tema de la investigación periodistica con esta calidad de fuentes!!! sigue llenado mi mente y mi coranzoncito. Muchas gracias Joshua!

2 comentarios:

patas dijo...

Se me antojó el calorcito de una casa colombiana...

sofi dijo...

Y ¿cómo quedó la investigación? ¿algunas conclusiones?...me encantó la historia de don jaime, ha de haber sido muy mágico ese encuentro. Siento felicidad por ti. Un beso Palito